16th ÉCU – The European Independent Film Festival

9, 10, 11 de abril 2021
Nüll García
FERROTIPOS 
European Dramatic Short 
Spain 
ecufilmfestival.com 
  • Twitter
  • Instagram
  • Facebook
  • Email

Una modelo va a hacerse unas fotos artísticas con un fotógrafo reconocido. Él propone hacer las fotos con el torso desnudo para transmitir esa inseguridad que provoca la desnudez. Quiere hablar de lo vulnerables que se sienten las mujeres en esta sociedad.

 

Hola Nüll, gracias por hablar con TNC, ¿cómo te va en estos tiempos tan extraños? 

 

Bien, afortunadamente mi familia y mis personas cercanas están bien. Hay mucha incertidumbre y, a veces, toda la situación sobrepasa, pero yo estoy bien rodeada.

 

¿Te ha ofrecido esta etapa alguna inspiración creativa? 

 

No especialmente. Bueno, escribí un corto sobre la gestión de la pandemia, pero es tan políticamente incorrecto que no me atrevo a rodarlo.

 

Enhorabuena por tu cortometraje siendo seleccionado para el 16 Festival de Cine ÉCU, ¿qué significa para ti formar parte de una programación tan increíble de cortometrajes? 

 

Muchas gracias. Estoy muy contenta. Es la primera vez que Ferrotipos está en un festival europeo, es un sueño hecho realidad, más especialmente por ser un festival de Francia. Siempre he querido trabajar en París y este festival es un regalo.

 

¿Puedes contarme un poco sobre Ferrotipos, cómo surgió? 

 

Surgió como un ejercicio. Yo soy actriz y quiero actuar en mis proyectos, pero antes quería probar a estar sólo como directora y guionista. Fue un proceso largo, entre la primera versión del guion y el rodaje pasaron dos años. Entre medias lo leyeron compañeros/as que me dieron sus opiniones y el guion fue mejorando. Luego lo leyeron los actores, y se sumaron al proyecto sin dudarlo, eso fue precioso porque son actores a los que admiro y sentía mucho respeto por dirigirles. Con el equipo fue parecido, se sumaron grandes profesionales que hicieron que el corto tomara otra dimensión.

"Cuanta más diversidad haya entre las personas que cuenten historias, más se ampliarán los límites y las historias."

¿Cuáles fueron los mayores desafíos que enfrentaste para dar vida a tu cortometraje? 

 

Dirigir a unos actores a los que admiraba y tenía mucho respeto y dirigir por primera vez a un equipo tan grande y profesional, aunque desde el primer momento me sentí muy arropada. Resultó ser más fácil de lo que imaginaba. Otro reto importante fue la medida en los puntos de vista de los personajes. Desde guion, interpretación y montaje tuvimos mucho cuidado para que la balanza no se fuera radicalmente hacia un lado, tenía mucho interés en mostrar distintos puntos de vista sobre el tema para poder generar debate. 

 

Mirando hacia atrás, ¿hay algo que hubieras hecho de manera diferente en este cortometraje? 

 

Sí, pero esto me lo reservo para mí. He aprendido mucho. Igualmente estoy muy orgullosa del resultado y del trabajo del equipo.

 

Describe tu cortometraje en tres palabras. 

 

Dialéctico, profundo, cercano.

 

¿De dónde vino tu pasión por el cine? 

 

De mi contacto con la interpretación a través del teatro. Empecé a hacer teatro a los diez años, a medida que fui creciendo, fui viendo más cine.

 

¿Cuál ha sido uno de los mejores consejos que te han dado? 

 

Ricardo Dávila, un amigo director, me dijo durante el montaje del corto: Todo lo que no suma, resta. Y lo aplicamos sin miedo y funcionó.

¿Deberían los cineastas seguir ampliando los límites de los cortometraje y las historias que quieren contar? 

 

Bueno, cada uno tiene su proceso, creo que ya se están ampliando los temas. Cuanta más diversidad haya entre las personas que cuenten historias, más se ampliarán los límites y las historias.

 

¿Tiene algún consejo que le ofrecería a un colega cineasta? 

 

No sé, quizá algo que estoy aprendiendo es que no hay que apegarse a las palabras, los planos y los momentos que teníamos más claros de la película, porque a veces limitan. Con desapego la creatividad es más libre.

 

Y finalmente, ¿qué esperas que la gente se lleve de Ferrotipos? 

 

Una invitación a la reflexión, a analizar dónde y cómo el sistema coloca al cuerpo de la mujer, y un impulso para hacer la revolución al nivel que sea, como dice uno de los personajes. ¡Y que lo disfruten!

© 2021 The New Current