Barcelona Short Film Festival 2020
25 - 27 October 
Section 2
Anna Casado Pastor y Sònia Lozano Cordón
No és el pare dels meus fills
barcelonashortfilm.com
  • Twitter
  • Instagram
  • Facebook
  • Email

Dos amigas, Carla y Mariona (27), se disponen a disfrutar de un fin de semana de desconexión en la montaña.Sin embargo, Mariona acaba de romper con su pareja y no está segura de haber tomado la decisión correcta. 
 

Lo que parecía un plan idílico se acaba convirtiendo en un auténtico quebradero de cabeza para Carla.

Hola Anna y Sònia gracias por hablar con TNC, ¿cómo te va en estos tiempos tan extraños?

¡Hola! La verdad es que no nos podemos quejar. Sobre todo porque, en estos tiempos pandémicos la salud es lo más importante. A nivel profesional muy bien, lamentablemente (o afortunadamente) ya estamos acostumbradas a tener que lidiar siempre con la incertidumbre de este sector profesional y con la vida en general. Estamos recientemente mudadas a Madrid, así que estamos muy contentas de esta nueva etapa. 

¿Te ha ofrecido este tiempo alguna nueva inspiración creativa?

Para nosotras, el confinamiento fue una época de paz para conectar con nosotras mismas y reflexionar sobre lo que realmente queríamos dedicar nuestra vida. Así que, en un contexto así, la creatividad siempre fluye más fácilmente. Ahora mismo estamos desarrollando el guión de un nuevo corto. 

¿Qué significa formar parte del increíble elenco de cortometrajes del Festival de Cortometrajes de Barcelona con Él no es el padre de mis hijos?

La verdad es que estamos muy felices y muy agradecidas al Festival por haber seleccionado nuestro corto. Es muy gratificante ver que una idea que habíamos pensado pueda viajar lejos y gustar e inspirar a otras personas. Sin duda, este reconocimiento también nos empuja a nosotras a seguir creando y creer en nosotras mismas. 

¿Puedes contarme un poco sobre Él no es el padre de mis hijos, cuál fue la inspiración detrás de tu guión?

Pues la idea está inspirada en hechos reales que vivió una amiga nuestra. (Sí, nuestra familia y  amigos siempre acaban siendo pobres víctimas de nuestros guiones. Ahora ya saben que no pueden contarnos ciertas cosas...jaja). 

Como coguionistas y codirectores, ¿cómo fue el proceso para ambos trabajando en esta película?

Pues, como todos nuestros proyectos, son fruto del diálogo constante. Tenemos ideas, las exploramos y vemos hacia donde nos pueden llevar. En este caso, el proceso fue poco habitual ya que escribimos y realizamos este corto en tres días en un laboratorio de cine en Cerdaña (Cerdanya Film Lab). Llevábamos una idea concreta y allí en Cerdaña conocimos a las personas que completaría el equipo y el elenco. En tres días, reescribimos, rodamos y montamos el corto “No es el padre de mis hijos” y estamos muy orgullosas del resultado. 

"Poder crearlas es una de las cosas más apasionantes que se pueden hacer. "

¿Continuarás co-creando películas en el futuro?

Ese sería el mayor de nuestros sueños, así que pese a pandemias mundiales y crisis económicas, aquí estamos: en Madrid para seguir creando ficción. 

Mirando hacia atrás, ¿hay algo que hubieras hecho diferente en esta película?

La verdad, vemos muchas cosas que se podrían haber hecho mejor pero no cambiamos para nada la experiencia, el aprendizaje ni el resultado. Para este corto lo que queríamos era practicar la improvisación y la dirección de actrices y, estamos muy contentas con el resultado. Mar y Paula lo bordan. 

¿De dónde vino esta pasión por el cine?

Esta pasión nos nace a las dos de la necesidad de escuchar, ver y oír historias. Poder crearlas es una de las cosas más apasionantes que se pueden hacer. 

¿Cuál fue la lección más valiosa que ha aprendido al hacer que Él no es el padre de mis hijos?

En muchos sentidos, el hecho que el corto fuera pensado y rodado en el marco de un Laboratorio Creativo supuso un reto para nosotras porque, como hemos dicho antes, en sólo tres días, escribimos, dirigimos y montamos un corto con un equipo que acabábamos de conocer. Además, el método de trabajo actoral basado en la improvisación era bastante arriesgado por las limitaciones con las que nos encontrábamos. Este método, nos pareció adecuado por dos motivos. Por un lado, por el resultado espontáneo y natural que confiere a los diálogos y las situaciones. Y por otra, encontramos que la improvisación confluye naturalmente con el marco de un Laboratorio Creativo de este tipo, ya que de esta manera todo el mundo puede sumar al proyecto desde un punto de partida muy genuino, y es que alrededor, los actores también han tenido que improvisar todo el equipo, desde cámara, sonido, y sobre todo montaje. El número limitado de tomas grabadas y el poco tiempo que disponíamos para acabar la pieza hicieron que la parte de edición fuera especialmente complicada para un corto basado en este método.

A pesar de las complicaciones, creemos que los límites impuestos por la propia naturaleza del Laboratorio Creativo, nos han servido sobretodo para aprender una valiosa lección. Porque, hemos podido crear, de una manera amena, segura y recuperando el valor de la espontaneidad, la diversión y la experimentación, a menudo relegada de las producciones habituales, donde el tiempo, el dinero y la productividad dejan de lado estos aspectos de manera inevitable.

¿Deberían los cineastas seguir ampliando los límites de las películas y las historias que quieren contar?

Sí, por supuesto. Creemos que está bien que las películas sean locales y apelen a un universo concreto, pero con conflictos universales en los que un gran público, pueda sentirse representado con historias de diferentes lugares del mundo. 

"...sí que podemos dar las gracias por aportar su visión del mundo. "

¿Tiene algún consejo o consejos que le ofrecería a un colega cineasta?

Que cambien de profesión. ¡Es broma!  No sé si podríamos dar un consejo, pero en todo caso, sí que podemos dar las gracias por aportar su visión del mundo. 

Y finalmente, ¿qué espera que la gente le quite a Él no es el padre de mis hijos?

Básicamente lo que nos gustaría es que la gente pase un buen rato y pueda sentirse identificado con los personajes. Además, como no, de aprender a reírse de uno y una misma.

© 2020 The New Current