GREC. 
FESTIVAL DE BARCELONA 2022 
 
Entrevista

Eugenio Szwarcer 
Espacio y vídeo
Mivion (Ràdio Sarajevo)
Estreno en Barcelona 
cccb.org/mivion-radio-sarajevo

14 — 16 julio 2022

Mivion (Ràdio Sarajevo es un nuevo documental escénico de La Conquista del Polo Sur. Una propuesta que juega con las posibilidades del lenguaje radiofónico para plantear preguntas sobre lo que significa vivir una guerra en la Europa contemporánea y plantea un juego de espejos entre culturas y generaciones.

 

Hola Eugenio, es genial poder hablar contigo, ¿cómo has estado después de todo lo que ha estado pasando?

Profesionalmente fueron, y siguen siendo, tiempos difíciles. Por un lado, parte de la esencia de nuestro trabajo viene de los viajes de documentación que se vieron muy afectados! En esa misma línea, la exhibición de las obras se vio igualmente perjudicada.

En lo personal, para mi, el parón que produjo la pandemia, fueron meses fantásticos, de reflexión y autoconocimiento! Se paró eso que llevan una vida diciéndome que no podía pararse y que era excusa para no plantearse nunca ningún cambio estructural (Progreso, mercado..etc)... Ahora estoy algo más desilusionado por la gente corriendo a recuperar lo que creía tener antes de la pandemia a cualquier precio, como si no hubiera pasado nada! Eso me entristece bastante. Sobre todo la parte de “a cualquier precio”, porque si hay algo que está claro, es que no es como antes, entonces no hay porque abrazarlo incondicionalmente! Yo personalmente, me lo estoy replanteando todo, y me gustaría que fuéramos más los que lo hace- mos! Soy un poco “negacionista” de esta nueva normalidad!

¿Qué significa para ti poder traer Mivion (Ràdio Sarajevo) al CCCB este mes de julio?

¡Tiene sabor a revancha! Esta obra se planteó en inicio, como una evolución del lenguaje de la compañía, un crecimiento de formato, pero tuvimos que estrenarla en pleno confinamiento y por una serie de imprevistos no hemos podido retomarla hasta ahora.


¡Además hacerlo en el CCCB en el marco del Grec es un gustazo! Es el espacio donde se pre- sentaron casi todas nuestras obras.

¡Y en cuanto al tema y a la pertinencia, tengo que lamentar que en este tiempo el tema de la guerra, vuelva a ser tan actual!

¿Alguna vez te pones nervioso antes de un espectáculo?

Depende un poco de mi rol. Si estoy en escena y hay muchas caras conocidas en la platea, un poco... ¡Tengo miedo a distraerme!

¿Puedes contarme cómo surge Mivion (Ràdio Sarajevo)?

Habíamos terminado la trilogía sobre la figura de la mujer, la historia y la identidad, y estábamos reflexionando sobre como seguir. ¿Nuevos formatos, crecimiento? Nuevos lenguajes. Sobre la mesa teníamos como tema, el nacionalismo, y en un encuentro de refugiados al que fue Carles, conoció a Slobodan Minic, y de golpe, muchas cosas encontraron su lugar y cobraron sentido a través de, ese relato, de esa guerra, de esa manera, en la que ya en 1994, creíamos que no podría volver a pasar en Europa.... y aquí estamos de vuelta!

¿Cuánto ha cambiado la forma en que creas tu escenografía desde que empezaste?

Supongo que fui abandonando la representación figurativa, en pos de un dispositivo que sirva a la acción! El cumplido más bonito que me han dicho fue “te llamé a ti para esto, porque creo que eres el único que podría hacer algo feo, si el texto así lo requiere...”. No es una idea muy popular esta! Hace tiempo ya que hablamos más de “dispositivo” antes que de “escenografía”.

cq5dam.web.1280.1280.jpeg

"Por un lado el desafío técnico, que aunque abunda la tecnología para hacer esto, los resultados a los que estamos acostumbrados de videoconferencias etc."

¿Cuándo te diste cuenta de que combinar cine y audiovisual podía impactar mucho en el teatro que creas?

Para mi no hay diferencia, todo es escenografía. La imagen proyectada, tiene un lenguaje pro- pio, pero en el momento que está al servicio del relato escénico, todo se rige por las mimas reglas, hacer avanzar el relato. Yo estudié cine a los 18 años...sabía muy pocas cosas entonces. Lo que tenía claro es que no me interesaba el cine como fin, ni en su forma más argumental. Luego una vez que llegué a Europa, empecé a trabajar de técnico de Video en Opera, que eran quienes se podían permitir hacer producciones audiovisuales, y mi trabajo fue hacer accesible esta tecnología a mis contemporáneos, mientras estudiaba escenografía en el Institut del Teatre. Luego dentro de la creación audiovisual para teatro, podríamos decir que hay “géneros”. Es muy interesante en nuestro caso, que al ser documental, la “paleta de colores” disponible para cada creación viene condicionada por el material que has recabado durante la documentación.

¿Cuáles dirías que han sido los mayores retos a los que te has enfrentado al crear la escenografía y el diseño de vídeo de Mivion (Ràdio Sarajevo)?

Claramente el mayor desafío es la utilización del video en directo, desde otra ciudad. Por un lado el desafío técnico, que aunque abunda la tecnología para hacer esto, los resultados a los que estamos acostumbrados de videoconferencias etc. son bastante pobres e impredecibles. Luego la logística de los ensayos a distancia, y finalmente el lenguaje en sí! Tener una imagen profesional, estructurar un lenguaje audiovisual y no perder la frescura del directo!

¿Siempre has tenido pasión por el teatro?

No lo veo en esos términos. Para mi el teatro siempre estuvo allí. Ahora recién me lo estoy cuestionando e intentando definir nuestra relación.

¿Hay algún consejo o sugerencia que puedas ofrecer ahora a alguien que quiera iniciarse en la escenografía y el diseño de videos?

No te tomes tan en serio.

Y por último, ¿qué te gustaría que el público se llevara de Mivion (Ràdio Sarajevo)?

Más que lo que quisiera que se lleve, me gustaría hacer una reflexión sobre el público. Me gustaría que viniera público que pensara totalmente distinto a mí y que se abriera un diálogo. Es una lástima que la campana ideológica que propician los algoritmos del mundo virtual hayan pasado tan rápido al mundo físico, y no toleremos el desacuerdo y nos incomode la discusión. Que vayamos a ver algo, deseando la confirmación de lo que ya pensábamos antes de ir. Desde siempre me pareció que algunos responsables de programación de los equipamiento cultura- les subestiman a su público. Escuchar que un público no está preparado para algún tipo de espectáculo o que no se puede llevar un espectáculo a un lugar por cuestiones ideológicas, me parece criminal, y me hace sospechar que justamente allí es donde deberíamos estar.