16th ÉCU – The European Independent Film Festival

9, 10, 11 de abril 2021
Versión inglesa
Diego Saniz
TE JODES Y BAILAS
European Dramatic Short 
Spain 
ecufilmfestival.com 
ECU.jpg
  • Twitter
  • Instagram
  • Facebook
  • Email

David es un tipo con trabajo, amigos, y cierto éxito con las mujeres. La vida no le trata mal pero se siente completamente vacío. Entonces Elena llega a su vida, idealizándola al instante. David cree haber encontrado eso que tanto ansía. Cree enamorarse, lo desea con todas sus fuerzas. Y en esta ocasión parece que las cosas saldrán bien. Parece.

 

Hola Diego, gracias por hablar con TNC, ¿cómo te va en estos tiempos tan extraños? 

 

Bien, gracias, un placer charlar con vosotros también.

 

¿Te ha ofrecido esta etapa alguna inspiración creativa? 

 

Creo que, tanto para mí como para todos, ha sido una etapa complicada, una montaña rusa de emociones, tanto positivas como negativas pero en la que hemos podido, aunque haya sido por obligación, parar y reflexionar sobre nosotros mismo. Este viaje interior hace que afloren muchas preocupaciones y obsesiones que estaban escondidas, y, algunas de una forma más evidente que otras, terminen plasmándose en los proyectos e historias que manejas en el momento. Así que sí, diría que sí.

 

Enhorabuena por tu cortometraje siendo seleccionado para el 16 Festival de Cine ÉCU, ¿qué significa para ti formar parte de una programación tan increíble de cortometrajes?

 

Es una noticia excelente, estamos muy contentos con la selección, sobretodo porque es la primera vez que se puede ver el cortometraje fuera de España y hacerlo en un festival tan especial junto a trabajos maravillosos de compañeros y compañeras de todo el mundo, es un auténtico placer.

 

¿Puedes contarme un poco sobre Te jodes y bailas, cómo surgió?

 

Surge en un momento en el que me sentía bastante perdido, no sólo a nivel sentimental, si no a nivel laboral, económico y social. Terminas tus estudios, empiezas a hacerte adulto y te ves arrastrado a un montón de dilemas de cómo debería ser tu vida a partir de ahora, una lucha entre el ideal y la realidad. Y eso genera una tremenda infelicidad y un sinfín de preguntas existenciales que no tienen respuesta. Empiezas a justificar tu malestar en una necesidad de cosas que no tienes y dedicas todo tu esfuerzo en conseguirlas pero cuando las consigues, te sientes exactamente igual, vuelves al punto de partida. Y eso te hace sentirte peor. De estas sensaciones surgió el proyecto, también como una especie de catarsis pasado por un filtro humorístico intentando, también, poder reírnos de nosotros mismos y creernos, de una vez, que nada es tan grave.

"Y si tienes un objetivo, luchar hasta el final para conseguirlo, porque si tú no luchas, nadie lo va a hacer por ti."

¿Cuáles fueron los mayores desafíos que enfrentaste para dar vida a tu cortometraje? 

 

Dinero, siempre dinero. Jeje No, fuera coñas, la verdad es que en este caso, al ser una historia tan personal, con anécdotas y conflictos reales pero con un tono de parodia a veces era difícil ver a un personaje que estaba tan ligado a mí haciendo cosas que desde fuera se veían un poco mezquinas y humillantes. Despegarme de esa visión un poco patética de mí mismo fue lo más complicado.

 

Mirando hacia atrás, ¿hay algo que hubieras hecho de manera diferente en esta cortometraje?

 

Pasado el tiempo, cuando vuelvo a mis cortometrajes, siempre cambiaría cosas, pero también hacer cortometrajes sirve para aprender a cerrar cosas y a despegarte de tus obras. No me gusta sufrir por lo que debería haber hecho, prefiero invertir ese esfuerzo en reflexionar y cambiarlo en siguientes trabajos.

 

Describe tu cortometraje en tres palabras. 

 

Amor, fantasía y realidad.

 

¿De dónde vino tu pasión por el cine? 

 

Principalmente de mi madre, que era la que me prohibía ver ciertas películas de pequeño, creando en mí un misterio sobre qué podían esconder aquellas cosas tan insignificantes que pudiesen hacer tanto mal. También fue la que me llevaba al cine todas las semanas, aunque muchas veces fuese a ver clásicos que siendo niño ni entendía ni me divertían jeje

 

¿Cuál ha sido uno de los mejores consejos que te han dado? 

 

Menos es más.

Copia de TJYB_1.png

¿Deberían los cineastas seguir ampliando los límites de los cortometraje y las historias que quieren contar?

 

Sí, desde luego, es el momento. Cada vez hay más público y cada vez es más global. Cualquier cosa que hagas puede llegar a conectar con muchísima gente. Cualquier tema que te afecte, por pequeño que sea y por muy tonto que pienses que pueda ser, de repente hay gente en la otra punta del mundo que puede sentirse identificado y sentirse comprendido. Y eso es lo más maravilloso del cine.

 

¿Tiene algún consejo que le ofrecería a un colega cineasta? 

 

Vencer el miedo al fracaso y a equivocarte. Y si tienes un objetivo, luchar hasta el final para conseguirlo, porque si tú no luchas, nadie lo va a hacer por ti.

 

Y finalmente, ¿qué esperas que la gente se lleve de Te jodes y bailas?

 

Empatía. Que haya gente que se identifique con el personaje y su conflicto, y eso le haga sentir que está un poquito menos sólo en el mundo. Ah, y que también se rían, ojalá.